Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

Trucos para superar un control de alcoholemia

En 2020, el 64% de los conductores fallecidos en carretera dio positivo en alcohol

A estas alturas, todos (conductores y no conductores) sabemos el efecto que produce el alcohol en nuestro cuerpo y lo peligroso que puede ser beber antes de conducir.

Incluso la UE se está planteando que la tasa de alcohol permitida sea 0,0, como ya ocurre en países como Rumanía o Hungría.

Aún así, en cada campaña de la DGT siguen cayendo numerosas sanciones por consumo de alcohol al volante.

Sin ir más lejos, durante la última campaña, casi 3.000 conductores dieron positivo en solo 6 días

Como dice la popular frase: “Hecha la norma, hecha la trampa”. Hay una serie de mitos y leyendas sobre trucos para superar un control de alcoholemia.

Cada cuál es más original que el anterior, pero vamos a aclarar algo muy importante: son todos falsos. Hagas lo que hagas, vas a dar positivo en el control si has bebido más de lo que deberías.

¿Quieres saber el mejor truco para no dar positivo? No beber. 

Trucos para no dar positivo en un control de alcoholemia

Hay muchos y muy creativos, nosotros hemos hecho una selección de los más populares.

 

Dormir un poco antes de conducir

¡Falso! Obviamente, esto depende de la cantidad ingerida, del metabolismo de cada conductor y de las horas que pasen desde la ingesta. 

Pero hay una cosa clara, si has bebido lo suficiente como para dar positivo, no vas a conseguir escapar por echarte una siesta breve antes de conducir.

Si la cantidad que has bebido es muy elevada, puede ser que sigas dando positivo incluso después de una noche de sueño. 

Dormir puede ser milagroso para muchas cosas, pero no para esta.

 

Dejar de beber un par de horas antes de conducir

¡Falso! El alcohol puede llegar a durar en tu sangre cerca de 20 horas

Lo normal es que el cuerpo elimine el alcohol a una velocidad de entre 10 y 20 miligramos por hora. También hay que contar con que el alcohol tarda entre 30 y 90 minutos en llegar a la sangre. 

Por tanto, es muy difícil que estés en condiciones de conducir si has bebido, por mucho que dejes pasar un par de horas.

Comer o beber algo con sabor fuerte

¡Falso! Comer chicle o beber un café no van a hacer que te libres del positivo.

Se dice que hay gente que incluso come hierba o chupa pilas o baterías para librarse. 

Hay que tener en cuenta que el control mide la presencia de alcohol en el organismo, mientras que estas sustancias lo que hacen es absorber el alcohol en la boca (en mínimas cantidades). 

Así que ya sabes, tomarte un chicle te va a valer, únicamente, para ser el conductor ebrio con el mejor aliento.  

 

Soplar con poca fuerza 

¡Falso! Probablemente sea el más estúpido de todos los mitos, y no será porque tiene poca competencia…

¿Aún hay alguien que siga creyendo que soplar poco te puede ayudar a que el alcoholímetro no detecte que has bebido?

Si haces esto, provocarás que te tengan que repetir el test una y otra vez hasta que salga bien. 

Estarás perdiendo tu tiempo y el de los agentes de seguridad, y esto no parece muy buena idea…

 

Tomar medicamentos

¡Falso! Este mito, además de ser estúpido, es hasta peligroso.

Se ha dicho durante mucho tiempo que si tomas medicamentos puedes engañar al alcoholímetro.

Pues bien, no solo es mentira, sino que estos medicamentos mezclados con alcohol pueden provocar un efecto de confusión en el conductor. Peligroso para conducir pero, sobre todo, para la salud.

 

Hacer ejercicio

¡Falso! Y un poco ridículo, ¿no? 

Yo no me pondría a hacer unas abdominales frente a los agentes. Lo único que conseguirías es dejar tu dignidad en niveles más bajos que tu tasa de alcohol. 

Es verdad que hacer ejercicio reduce la cantidad de alcohol que hay en tu cuerpo, pero lo hace muy despacio, así que no afectará a tu tasa.

¿Cuándo se hacen los controles de alcoholemia?

Para entender mejor cómo están organizados, te contamos los 4 tipos de control de alcoholemia que se hacen en las carreteras españolas.

  • Campañas especiales: Cada cierto tiempo, la DGT y la policía intensifican la vigilancia haciendo controles en muchos puntos del país durante un tiempo determinado. Estas campañas se avisan con antelación y pueden ir ligadas a épocas donde el consumo aumenta, como la Navidad.
  • Pruebas aleatorias: Son los controles específicos que no están enmarcados en ninguna campaña. Los conductores se eligen al azar.
  • Controles preventivos: Si los agentes de tráfico detectan un comportamiento extraño al volante, pueden hacer un control al conductor, que estará obligado a someterse a la prueba.
  • Controles en accidentes: Si el estado de los implicados en un siniestro lo permite, los agentes pueden hacerle un test en el propio lugar del accidente, ya que puede ser un agravante. Estos controles también se les puede hacer a los peatones implicados.

Probablemente lo tenías claro, pero esperamos que después de leer este artículo tengas más claro todavía que la única forma de dar negativo en un control de alcoholemia es no beber.


Últimas publicaciones:

¿Cómo compruebo si tengo multas desde internet?

Leer más
Trucos para superar un control de alcoholemia

Leer más
Cambio manual o automático

Leer más

Redacción de Contenidos España

Dpto. Contenidos Seguropordias.com

Compártelo en: