Cómo evitar el aquaplaning

Todos estaremos de acuerdo en afirmar que España no es un país especialmente lluvioso

Aunque claro, si le preguntas a un gallego y a un canario cuánto llueve en su tierra, sus respuestas van a ser radicalmente diferentes.

Este artículo le interesará más a los gallegos que a los canarios, pero a todos nos viene bien saber cómo conducir cuando llueve mucho y tenemos el riesgo de sufrir aquaplaning. 

Cuando hay lluvia abundante, es natural que el agua se acumule en algunas carreteras y cause una pérdida de adherencia

El peligro puede variar según la cantidad de agua que se acumule y según las condiciones en las que esté la carretera. Por supuesto, el mantenimiento de los neumáticos también es determinante para estar más seguro en estos casos.

¿Qué es el aquaplaning?

Empecemos por el principio: el aquaplaning (también llamado hidroplaneo) es el fenómeno que se produce cuando los neumáticos pierden el contacto con la carretera por la acumulación de agua, lo que conlleva un riesgo importante por la pérdida de tracción. 

Si esto ocurre en todas las ruedas del vehículo, este se vuelve incontrolable y el conductor puede hacer poco para tomar el control. 

Es importante diferenciar: el aquaplaning ocurre solo cuando se pierde el contacto entre la carretera y el vehículo, no cuando este está mojado y afecta a la adherencia. 

Este fenómeno también es peligroso en las competiciones de motor. En 2014, Jules Bianchi perdió el control de su Fórmula 1 por el aquaplaning en un accidente que le causó la muerte.

¿Por qué se produce el aquaplaning?

Hay tres razones principales por las cuáles se da este fenómeno:

 

Mal estado de los neumáticos

Evidentemente, tener los neumáticos en mal estado es un riesgo en cualquiera de las condiciones climatológicas.

Pero si hay lluvia abundante y nuestras ruedas están mal, estamos pidiendo a gritos tener un accidente. 

Los neumáticos están diseñados de tal forma que sus surcos permiten el desagüe a medida que conducimos por superficies mojadas.

Eso sí, si circulamos por una carretera muy mojada a mucha velocidad, estos surcos no van a poder cumplir su función y estaremos en riesgo de perder el control. 

Lluvia

Matemática pura: si no llueve, no hay aquaplaning. Bueno, a no ser que haya habido alguna fuga de agua o que haya explotado alguna cañería.

A veces caemos en el error de pensar que durante el verano no llueve y podemos llegar a confiarnos.

Pues bien, muchas veces las tormentas de verano hacen que las carreteras acumulen agua y se produzca aquaplaning. 

 

Mal estado de la carretera

Las carreteras más propensas a sufrir el aquaplaning son aquellas que no tienen una buena capacidad de drenaje y a la mínima se encharcan.

Otra factor importante es la inclinación de la vía, ya que si no hay una ligera pendiente hacia los laterales, el agua puede tardar mucho en abandonar la carretera o incluso quedarse fija en la vía. 

Factores de riesgo del aquaplaning

Los factores de riesgo que pueden favorecer un accidente por aquaplaning son:

  • El exceso de velocidad.
  • El tamaño y la presión de los neumáticos.
  • El desgaste acumulado en los neumáticos.
  • La cantidad de agua acumulada en la carretera.
  • El tipo de carretera.
  • El estado de la carretera.

¿Cómo se puede evitar aquaplaning?

Estos son nuestros consejos para que nunca te veas en peligro por culpa de este fenómeno:

 

Regular la velocidad 

¿Sabías que la multa de tráfico más frecuente en España es la de exceso de velocidad? 

Si ya de por sí es peligroso ir más rápido de lo que debes, imagínate hacerlo con la carretera mojada.

Si ves que el pavimento no tiene la adherencia óptima, regula la velocidad. Da igual que tardes más en llegar, lo importante es que llegues.

 

Haz un buen mantenimiento de los neumáticos 

Igual que el punto anterior, no deberíamos esperar a que la carretera esté en mal estado para fijarnos en esto.

Por una parte, la presión de los neumáticos debe ser la que indica el fabricante. Suele estar en la parte lateral de la puerta del conductor, pero también puedes encontrar esta información en internet. 

Por otra parte, debemos controlar el desgaste del dibujo de las ruedas. Como hemos explicado antes, estos surcos se encargan, entre otras cosas, de hacer de desagüe.    

 

Circular por carreteras transitadas

Si eres de los que suelen buscar rutas alternativas y menos transitadas, en caso de que llueva mucho es mejor que no lo hagas.  

Ya habrá tiempo en otro momento para circular por vías secundarias. Si llueve es mejor ir por las vías principales.

Esto es por dos razones: la primera es que están en mejor estado y mejor cuidadas. La segunda es que, al pasar más vehículos por ellas, se secan antes.


Últimas publicaciones:

...
Redacción de Contenidos España

Dpto. Contenidos Seguropordias.com

Compártelo en: