Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

¿Qué hago si el contrario no quiere firmar el parte amistoso?

Los accidentes leves o golpes de chapa ocurren constantemente en las carreteras de España.

Hay más de 3.000 de estos al día, lo que supone que cada minuto hay 3 accidentes leves.  

Lo normal en estos casos es que los conductores implicados paren sus vehículos en un lugar seguro y rellenen juntos el parte amistoso de accidentes. Después lo firman y cada uno se lo envía a su aseguradora para que determinen la culpabilidad.

Pero esto no es siempre así. Hay ocasiones en las que una de las partes prefiere no firmar este documento. Te vamos a contar cómo debes actuar si se da esta situación.

¿Qué es un parte amistoso?

Antes de hablar de los problemas que pueden surgir si una parte no firma, queremos contarte en qué consiste el documento. 

Aunque todo el mundo lo conoce como parte amistoso, su nombre real es Declaración Amistosa de Accidente de Automóvil (DAA).

Sirve para que los implicados en un accidente de tráfico (aunque sea muy leve) describan al detalle qué ha sucedido para que las aseguradoras puedan determinar la culpabilidad e indemnizar en consecuencia. 

Las aseguradoras suelen entregarlos cuando contratas un seguro. Te recomendamos que verifiques si tienes algunos en tu coche y, si no es así, se lo pidas a tu compañía.

¿Qué hago si el contrario no quiere hacer parte amistoso?

Ahora que ya sabes en qué consiste el parte amistoso de accidente y cuándo hay que rellenarlo, vamos a ver qué pasa si el otro conductor no quiere rellenarlo o firmarlo.

Puede haber muchas razones por las cuales un conductor se niegue a firmar un parte, las veremos más abajo. Sea cual sea la razón, es importante que no le presiones ni le intentes obligar a hacer nada.

Ponte en esta situación: tú tienes claro cómo ha pasado todo y quieres ponerlo en el parte, pero la otra persona dice que no ha sido así e intenta ocultar o falsear información. Ante esto solo hay una solución: llamar a la policía

No tiene sentido que pierdas el tiempo discutiendo o intentando convencer al otro. La Guardia Civil y la Policía local están acostumbrados a desplazarse al lugar del accidente y hacer un informe de lo ocurrido, conocido como atestado.

También debemos recordarte que si hay daños personales, antes de nada debes llamar al 112, ya habrá tiempo para el parte si es necesario. 

¿Para qué sirve el atestado?

Como hemos dicho, si uno de los conductores se niega a dar sus datos o se da a la fuga, la policía irá al lugar. 

Mientras llega la policía, te recomendamos apuntar la matrícula del contrario, hablar con posibles testigos y mirar si hay cámaras de seguridad que hayan podido grabar el accidente. ¡Ojo! Es importante que no toques nada para que las autoridades se encuentren todo tal como sucedió.

Allí investigarán las causas del accidente y redactarán su visión de los hechos en el atestado

El atestado o el informe policial sustituye al parte amistoso y se convierte en una prueba de peso a la hora de determinar la culpabilidad, ya que incluye las circunstancias en las que se produce el accidente, las versiones de los testigos y los implicados y, por último, la versión de los propios agentes. 

¿Por qué se puede negar a firmar el otro conductor?

En realidad, no debe importarnos por qué el otro conductor quiere evitar el parte amistoso. Sea por la razón que sea, nosotros no podemos exigirle que firme nada. 

Las razones pueden ser muy diversas, pero aquí van algunas que suelen ser las más habituales:

Versiones diferentes

Cada uno tiene una visión diferente de lo ocurrido. Esto puede pasar y hay que aceptarlo.

Los accidentes suceden en cuestión de segundos y de forma repentina. Puede ser que desde tu coche lo hayas visto todo claro, pero la otra persona no tiene por qué tener una perspectiva tan buena como la tuya. 

Así que, si este es el caso, intenta explicarle cómo lo has visto desde tu posición e intenta hablar con algún testigo para descubrir cómo ha pasado todo. Si no hay acuerdo, espera a la policía y ellos os harán salir de dudas con su informe más adelante. 

Aumento del precio del seguro

Como seguramente sepas, las aseguradoras tienen un modelo que premia a los buenos conductores y penaliza a los malos. Es decir, si eres culpable de 4 golpes al año tendrás que pagar más por tu seguro que si no tienes ningún imprevisto.

Aunque hay que tener en cuenta que esto varía según la compañía y el tipo de seguro que tengas contratado. 

Por eso, habrá conductores que intenten tensar la cuerda todo lo posible para no ser identificados como culpables de un siniestro. 

No está asegurado

¿Crees que todos los vehículos que circulan están asegurados salvo alguna mínima excepción? Pues estás equivocado.

Ahora mismo (abril 2021) hay 2,65 millones de vehículos sin el seguro obligatorio en España.   

Y la multa por tener un vehículo sin seguro no es precisamente baja: puede oscilar entre los 600 y los 3.500 euros. Para un coche, lo más normal es que te multen con 1.500 euros y que no puedas mover el coche hasta que hayas contratado una póliza. 

¿Qué hago si el contrario se da a la fuga?

Antes de nada, debemos recordar que darse a la fuga tras un accidente es un delito grave según el Código Penal.

Si tienes un accidente con alguien que decide huir del lugar y no dar la cara, debes llamar a la Policía Local o a la Guardia Civil.  

Mientras llegan al lugar del accidente, te aconsejamos que no muevas nada. También puedes ir hablando con testigos que estaban presentes cuando sucedió o incluso revisar si hay alguna cámara de seguridad que pueda haber grabado el accidente.

Si no te ves capaz, no te preocupes, las autoridades llegarán y se encargarán de hacer un informe completo de lo sucedido. 


Últimas publicaciones:

¿Cómo compruebo si tengo multas desde internet?

Leer más
Cómo ceder el paso a un vehículo de emergencia

Leer más
Entrevista a Roberto Menéndez de Seguropordias.com

Leer más

Redacción de Contenidos España

Dpto.Contenidos Seguropordias

Compártelo en: