Seguro por días. Seguros temporales de 1 a 28 días.

El origen de las señales de tráfico

¿Alguna vez te has parado a pensar cuál fue la primera señal de tráfico de la historia?

Sería razonable pensar que las primeras señales aparecieron con el nacimiento del coche, pero la realidad es que estas surgieron mucho antes. Concretamente unos 1.900 años antes

El origen de las señales de tráfico tiene lugar durante el Imperio Romano. 

Vamos a ver cómo fueron estas primeras señales y cómo han ido evolucionando. ¿Nos acompañas en este viaje?

La primera señal de la historia

La primera señal fue el Miliario de Oro. Un monumento erigido en Roma que marcaba el inicio de todas las calzadas del imperio.  

Sería el equivalente al punto de “kilómetro 0” que hoy se encuentra en la Puerta del Sol de Madrid. 

Los historiadores piensan que en él estaban escritas las distancias a cada una de las principales ciudades.

Las señales en el Imperio Romano

La red vial del imperio creció mucho y muy rápido y la necesidad de señalizar era evidente. 

Por eso, los miliarios eran columnas de piedra que se erigían a lo largo de toda la red y daban la siguiente información:

  • Nombre del emperador que mandaba en ese momento.
  • Distancia hasta Roma o hasta la ciudad más importante por la que pasaba la calzada.
  • Nombre del gobernador o de la unidad militar que se encargaba de las obras.

Estos mojones marcaban la distancia en millas romanas. Una milla romana equivale a 1.481 metros. De esta época, se conserva el primer mapa de carreteras del que se tiene constancia. 

Hasta finales del siglo XIX no hubo cambios significativos ni grandes innovaciones en las señales de tráfico. Como mucho, se mejoraron los materiales utilizados.  

Miliario de Oro

El primer semáforo de la historia

Quizás no sea una señal de tráfico como tal, pero la creación de los semáforos como reguladores del tráfico es un hito muy importante en la historia del motor. 

El primer semáforo del que se tiene constancia se puso en Londres en 1868. Concretamente, estaba junto a la abadía de Westminster. 

De día, el brazo cambiaba de horizontal a vertical para regular el tráfico. De noche, los policías accionaban manualmente unas lámparas de gas de color verde y rojo.

Poco después de su implementación, el montaje explotó y el policía que estaba al mando de las luces resultó herido, así que decidieron retirar el semáforo.

El primer semáforo de España se instaló en 1926 en el cruce de Alcalá con Gran Vía (por aquel entonces llamada Avenida del Conde de Peñalver). 

Las señales de tráfico modernas

Como hemos dicho antes, no hubo grandes innovaciones en señales de tráfico desde los miliares romanos hasta finales del siglo XIX, concretamente hasta 1892.

Fue entonces cuando, en Alemania, surgió la primera señal de tráfico moderna. ¿Y sabéis qué señal era? ¡¡¡Un STOP en forma calavera metálica que se iluminaba de noche!!!

El mensaje estaba claro, ¿verdad? Esta señal dio mucho que hablar entre los conductores de la época. 

La señal utilizaba el miedo para que los conductores no incumplieran las normas, algo que también se ha hecho en algunas campañas de la DGT

Siglo XX: llegó el automóvil

Con el invento del automóvil también llegó el caos en las calzadas. Las señales se volvieron más necesarias que nunca.

Europa

En 1909, nueve países europeos acordaron el uso de cuatro símbolos en las carreteras:

  • Golpe
  • Curva
  • Cruce de Ferrocarril
  • Intersección

En la primera mitad del siglo, el número de coches en Europa aumentó mucho y muy rápido y, por supuesto, aumentaron también las señales.

Tras la Segunda Guerra Mundial, las señales del continente empezaron a unificarse.

Pero no es hasta 1968 cuando se puede considerar que los países europeos unificaron sus señales bajo un mismo criterio. 

En el Tratado Sobre Circulación por Carretera se le dio forma a los patrones que hoy en día siguen funcionando, como por ejemplo la forma de las señales según su intención o el color de estas.

Estados Unidos

En Norteamérica, a partir de 1900 los clubes de automóviles comenzaron a ganar mucho peso. Ellos crearon sus propias señales para indicar a los conductores cómo llegar a su club. 

Posteriormente, estos clubes asumieron la responsabilidad de señalizar ciudades o estados. 

Cada club usaba su propios colores, formatos y diseños, así que no existió uniformidad hasta que la Oficina de Caminos Públicos estableció un patrón de formas y colores para evitar la confusión en los conductores.

En 1935 se crea el MUTCD, una guía de normas de tráfico que se sigue usando a día de hoy y que se revisa cada cierto tiempo para mantenerlo actualizado. 

Con la unificación europea del 68, Estados Unidos también incorporó actualizaciones en su sistema para que este fuese lo más internacional posible.

Este sistema está implantado en todo el continente americano, aunque cada país tiene sus particularidades.

Oceanía también tiene este sistema implementado en casi todos los países de su territorio. 


Últimas publicaciones:

¿Cómo compruebo si tengo multas desde internet?

Leer más
¿Aprobarías el examen teórico?

Leer más
Efecto Elefante: qué es y cómo evitarlo

Leer más

Redacción de Contenidos España

Dpto. Contenidos Seguropordias.com

Compártelo en: